El investigador de la Universidad de Wuppertal Fabian Mohr: “En el sistema alemán cada profesor tiene la posibilidad de tener financiadas dos posiciones para estudiantes de Doctorado”

 

El investigador visitante Fabian Mohr,  profesor de la Universidad de Wuppertal (Alemania), se ha reunido esta semana con el vicerrector de Investigación y Transferencia del Conocimiento, José Miguel García Pérez, para explicarle personalmente el trabajo realizado en el departamento de Química Inorgánica durante los últimos dos meses.  El profesor Mohr trabaja en Química de la Coordinación y Química Organometálica, en líneas de investigación relacionadas con complejos metálicos citotóxicos y reactividad de complejos metálicos de transición; y es autor de más de cien artículos en revistas de alto índice de impacto.

Acompañado también de la responsable del estudio en la UBU, la catedrática Aranzazu Mendia, el doctor alemán subraya la necesidad de trabajar en “equipos multidisciplinares en los que las relaciones entre universidades son  imprescindibles”, y destaca la nueva línea de investigación iniciada en la UBU sobre materiales híbridos inorgánicos-orgánicos con propiedades antitumorales y bactericidas. 

Mohr ha sido uno de los veinticinco investigadores incorporados a diferentes líneas de investigación de la Universidad de Burgos en 2017 gracias a las ayudas promovidas por el Campus de Excelencia Internacional (CEI Triangular-E3)

Gracias a la colaboración que estableció en 2006 con el departamento de Química Inorgánica, cuando realizaba una estancia posdoctoral, ha podido regresar a la Universidad de Burgos invitado por la investigadora Aránzazu Mendia. ¿Qué le animó a aceptar esta nueva estancia como investigador visitante de las Ayudas del CEI Triangular?

-Me pareció muy interesante poder reforzar la colaboración investigadora que existió en un momento y que a lo largo de los años se ha ido manteniendo aún a distancia. Hasta ahora, y fruto de las colaboraciones previas, unas cuantas publicaciones, así como alguna de las patentes con resultados relevantes llevan el nombre de la Universidad de Wuppertal y de la Universidad de Burgos de manera conjunta. En concreto la preparación de compuestos metálicos que poseen una interesante actividad antitumoral in vitro -la línea que profesor Mohr lleva en la UBU- ha permitido además que en los últimos años estudiantes de ambas universidades realizaran estancias investigadoras, bajo programa de movilidad Erasmus, que han dado sus frutos con nuevos e interesantes resultados. En estos momentos hemos creído que era una oportunidad para tratar de diseñar nuevas colaboraciones una vez que ambos tenemos nuestras propias líneas de investigación y además algunos nuevos resultados conjuntos.

La oportunidad de las Ayudas del CEI Triangular de permanecer un tiempo aquí, dedicado 100 % a esta colaboración, han permitido ahondar en las oportunidades no solo del momento sino del futuro más inmediato. La idea de una colaboración más estrecha, menos esporádica y casi permanente ha sido lo que me ha movido a realizar esta estancia. Podemos intercambiar nuestras experiencias de colaboración con terceros grupos de investigación. En mi caso estoy acostumbrado a colaborar con grupos de investigación de otras universidades Europeas lo que permite estudiar la posibilidad de colaboración de la UBU también con esos otros Grupos de investigación ampliando así nuestras capacidades y oportunidades de resultados de investigación. También me ha motivado que los estudiantes que hemos intercambiado han tenido resultados muy satisfactorios y necesitábamos poner en orden esos resultados y escribirlos para su adecuada difusión en forma de artículos en diferentes revistas. Y por otro lado entender más de cerca la nueva línea de investigación que se ha iniciado aquí en la UBU sobre materiales híbridos inorgánicos-orgánicos con propiedades antitumorales y bactericidas así como con interesantes propiedades ópticas y de los que teníamos resultados iniciales.

 

¿Cuáles son los principales proyectos en los que actualmente está participando como investigador en el Departamento de Química de la UBU?

-Trabajamos juntos en compuestos metálicos de platino y palladio con actividad biológica tratando de ampliar las líneas a otros tipos de materiales. En concreto nos interesa la actividad antitumoral y bactericida así como fungicida de esos compuestos.  Esto conlleva la necesidad de trabajar en equipos multidisciplinares en los que las relaciones entre las diferentes universidades son imprescindibles. Las preparaciones y caracterizaciones requieren diferentes técnicas y habilidades científicas que es preciso poner en común y de alguna manera hay que coordinar. La experiencia de colaboración nacional e internacional con otros grupos de investigación nos permiten establecer para nuestras Universidades una interrelación más amplia a nivel europeo. Siempre buscamos los grupos de investigación que puedan llevar a cabo las pruebas biológicas así como otras técnicas de las que nosotros no somos especialistas pero que intervienen en nuevas ideas dentro de la líneas de investigación. Por ejemplo, y en este sentido, hemos abierto unas nuevas líneas de colaboración con otros grupos en la UBU para preparar materiales híbridos inorgánicos orgánicos que en la actualidad se encuentran poco representados que mantengan las propiedades biológicas de nuestros compuestos. Derivado de los primeros resultados se está tratando de diseñar un proyecto conjunto que pueda tener cabida en los Programas Europeos que dan soporte a este tipo de colaboraciones.

 ¿Qué acuerdos hay actualmente entre su Universidad de origen,  Wuppertal y la Universidad de Burgos?

-Desde el curso académico 2007-08 nuestras universidades poseen un convenio de movilidad bajo Programa Erasmus que nos ha permitido el intercambio de estudiantes en ambos sentidos. Estos acuerdos permiten que los estudiantes de Grado, Máster o Doctorado lleven a cabo su formación en las dos Universidades. Fruto de algunas estancias en los laboratorios de investigación han derivado en TFG o TFM que más tarde han sido objeto de presentación en diferentes congresos sobre todo por los jóvenes investigadores implicados.

Muchos investigadores españoles han emigrado a departamentos de investigación en universidades alemanas durante los últimos años. ¿Nos podría explicar las diferencias y similitudes que hay entre investigar en Alemania y España, según  su experiencia?

-En primer lugar existe una problemática común que es la dificultad para la obtención de financiación de la investigación del sector privado o empresarial. Y además, justo en estos momentos, también se está haciendo un poco más difícil obtener financiación del Gobierno Alemán. Sin embargo sí es cierto que debido al sistema de subvenciones para los estudiantes existe una gran posibilidad de realizar Tesis de Máster y Tesis Doctorales, tanto para nuestros estudiantes como para que los que vienen de otras universidades incluidas las de fuera de Alemania. En el sistema alemán cada profesor tiene la posibilidad de tener financiadas dos posiciones para estudiantes de Doctorado, por ejemplo. Esto permite una evolución en la formación y en la investigación. Y es muy común la movilidad tanto del profesorado como de los estudiantes de doctorado. Hay facilidades para ello. De hecho no es posible que un profesor sea permanente en una Universidad si no ha estado algún tiempo desarrollando tareas de docencia e investigación en otra.