Diez salmantinos, uno de 80 años, participan en un programa de

musculación que contribuye a detener la pérdida de equilibrio

Desde hace cuatro años han sido 22 los enfermos de esclerosis múltiple de Salamanca que han participado en el programa de musculación de los investigadores del Instituto de Biomedicina de León, José Antonio de Paz y Fernanda de Souza. Este entrenamiento individualizado les ha permitido incrementar su nivel muscular y frenar la pérdida de equilibrio que surge a medida que avanza la patología. “Hemos visto que estos enfermos tienden a empeorar su equilibrio y al entrenar la fuerza detienen esa tendencia, aunque no llegan a mejorar”, aclara el investigador José Antonio de Paz. El plan consiste en evaluar
con instrumentos de precisión la fuerza y el equilibrio del paciente, para después programarle de forma individualizada una serie de ejercicios musculares que llevan a cabo con una máquina de pesas. El estudio comenzó en León y, tras constatar el beneficio que suponía, se extendió al resto de asociaciones interesadas de la Comunidad. Fue el caso de Salamanca, donde se dotó a la entidad de una máquina de musculación gracias a la ayuda del Instituto Biosanitario de León y la subvención de la Junta para costear los desplazamientos periódicos de los investigadores, en los que comprueban la evolución de cada enfermo. En estos momentos continúan con el entrenamiento 10 pacientes en Salamanca, entre los que se incluye una mujer de 80 años. “Es un caso sorprendente, le diagnosticaron la enfermedad tarde y está teniendo una buena evolución”, apunta De Paz. Por otro lado, el investigador leonés se une la demanda de servicio gratuito de fisioterapia para este colectivo de enfermos. “El servicio de rehabilitación del sistema público de salud es sólo para los enfermos agudos, aunque
los crónicos como los de esclerosis múltiple la necesiten cada semana”, sostiene, a la vez que aclara que estas terapias son
complementarias al programa de musculación. “En rehabilitación el enfermo desempeña un papel pasivo, mientras que con nuestro plan son ellos mismos los que mueven sus músculos”, matiza.