15 alumnos serán los primeros en formarse como expertos en el nuevo Máster Oficial en Evolución Humana

Las universidades Complutense y del País Vasco se incorporan a esta propuesta educativa de carácter interuniversitario

Antonio Martín/DICYT Casi el triple de profesores que de alumnos. Un gran número de horas prácticas frente a la teoría. El Máster Interuniversitario Oficial en Evolución Humana contará con elementos muy atractivos para los egresados interesados en ampliar sus conocimientos en esta materia. Su director, y a su vez codirector del yacimiento de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga, lo definió hoy en la presentación oficial como “el MIR del prehistoriador”. “Se trata de que se aprenda haciendo e investigando”, resumió el vicerrector vicerrector de Ordenación Académica y Espacio Europeo de la Universidad de Burgos, Manuel Pérez Mateos.

El posgrado es una iniciativa de las universidades de Alcalá y de Burgos y del Centro Nacional de Investigación en Evolución Humana (Cenieh), a la que se han confirmado su incorporación las universidades Complutense y del País Vasco, anunció a DiCYT Pérez Mateos. “Se trata de una popuesta adaptada al Plan Bolonia y con estrecha relación con el proyecto científico existente en torno a Atapuerca”, relató el vicerrector. La elección de la ciudad de Burgos por parte de estos centros académicos y de investigación para acoger esta enseñanza de maestría se debe “principalmente a su patrimonio arqueólogico, pero también a que nuestra Universidad a puesta por la integración con todo lo relacionado con Atapuerca, como es su participación en el consejo del Cenieh, en la fundación o su colaboración con el Museo de la Evolución Humana”.

El máster pretende cubrir un “sector estratégico” en la Ciencia española, “por este motivo es apoyado explícitamente por el Ministerio de Ciencia e Innovación y por la Junta de Castilla y León a través de su Dirección General de Universidades e Investigación”. Esta estrategia también pasa, según explica Pérez Mateos, por la creación e un doctorado sobre Evolución Humana, por becas posdoctorales en este ámbito de la investigación y por la participación en el máster de los codirectores del yacimiento de Atapuerca.

El curso, que comenzará en septiembre u octubre de este año y abarcará todo el calendario académico de 2011-2012, tendrá precios públicos, alrededor de 1.700 euros. Como consecuencia del “trato personalizado” hacia los alumnos habrá un límite de plazas establecido en 15 participantes. El número de profesores se eleva a 38. “Queremos que los alumnos aprendan haciendo, investigando, realizando disecciones”, anunció Pérez Mateos. La limitación de plazas y el precio de la formación puede producir un número elevado de candidatos. “Los criterios de selección de nuestro alumnado se realizará bajo los criterios objetivos que tenemos, que son los expedientes académicos y la afinidad de las titulaciones cursadas a la materia que se imparta”.

Materias

Este máster girará en torno a tres conceptos principales, la geología y la paleontología de los yacimientos prehistóricos y de su ambiente paleoclimático, paleoecológico, sedimentario y fisiográfico, incluyendo también contenidos de zooarqueología y tecnología; su carácter esencialmente práctico, centrado en el trabajo en los laboratorios, salas de disección, aulas de informática y actividades de campo; y su vocación internacional y multilingüe, ya que los estudiantes serán atendidos de forma personalizada en español, inglés o francés. Algunos de los ponentes, se informó en la presentación, serán científicos de talla mundial.

 Al acto de presentación del máster acudieron tanto los rectores de la Universidad de Burgos, Alfonso Murillo,  y de la Universidad de Alcalá, Fernando Galván, como el director del mismo, Juan Luis Arsuaga. El propio Arsuaga indicó en la presentación que el posgrado está especialmente dirigido a geólogos, paleontólogos y arqueólogos interesados en el Terciario y Cuaternario. La especialización de los alumnos será una de las claves, ya que “el prehistoriador moderno maneja mucha tecnología” y hace falta “mucha especialización” para poder manejarla.