La revista Boreas recoge en su último número un estudio liderado por Asier Gómez-Olivencia, del Museo Nacional de Historia Naturalde Paris, del que forma parte Joseba Ríos Garaizar, investigador del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH),que plantea una revisión cronológica y arqueopaleontológicas, de la presencia de los renos más meridionales de Europa en la Península Ibérica durante el Pleistoceno.

Esta conclusión se obtiene gracias al importante número de restos de Rangifer tarandusinéditos provenientesde yacimientos de Vizcaya entre los que se encuentran uno de los más antiguos de la Península Ibérica, datado al final del Pleistoceno Medio, recuperado en el yacimientode Arlanpe (Lemoa).

Más información en los artículos publicados por el Diario de Burgos o en el Correo de Burgos, ambos emitidos el 23 de agosto de 2013.