Siete empresas del entorno están aplicando en sus procesos de fabricación tecnología que proviene de la Universidad de Burgos. Han firmado los correspondientes contratos de licencia de explotación de patentes o de conocimiento (know how: fórmulas de trabajo que permiten mejorar la productividad) para poder utilizar esa tecnología creada por los grupos de investigación de la UBU.

Ampliar noticia